Compartir

El error humano siempre estará presente sin importar la actividad, ya que alguna distracción puede derivar en que, de manera involuntaria termine afectando a terceros, esto se debe principalmente en deportes como el futbol, que por años se había rehusado a la utilización de tecnología aplicada al juego. No obstante, el arbitraje pedía a gritos apoyo a sus labores, pues al momento de pitar una acción se convertía en duda, ya que en algunas ocasiones afectaban de manera directa.

Las primeras pruebas llegaron con el llamado “ojo de halcón”, tecnología aplicada al tenis y que básicamente consistía en determinar jugadas sobre la línea de gol, y ayudar a determinar si el balón cruzó o no la línea. A pesar de esto, el peso sobre un árbitro seguía en jugadas de foul, penales, fueras de lugar y otros temas.

Por ello, en torneos de segunda relevancia como el mundial de clubes e incluso en algunos países, comenzó con la utilización del “Video Assistant Referee” (VAR, por sus siglas en inglés), y al paso de partidos fue agarrando forma y convenciendo a los involucrados que debía aplicarse en todo el mundo.

En el caso de México, se estima que tener esta tecnología en cada partido cuesta alrededor de 400 mil pesos, por lo que la presidencia de la Comisión de Árbitros, está a favor de la implementación del VAR al menos en la liguilla.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here