Compartir

En el kilómetro 199.800 se encontraba la mayor incidencia de tomas clandestinas, afirmó el teniente Armenta.

El gobierno mexicano ha desarrollado estrategias nuevas para combatir a los ladrones de hidrocarburos, la más reciente ha sido el desplazamiento de las “Mobil home”, que son tráileres adaptados como viviendas, con dormitorios, cocinas y baños que han formado un campamento del ejército sobre los ductos de la empresa.

El general Bernardo Ramírez, jefe del Ejército en Guanajuato afirma que el estado sigue en busca de válvulas clandestinas a lo largo de los ductos, para que una vez ubicadas sean exterminadas de forma permanente.

El teniente Juan Antonio Armenta dejó muy en claro que los “huachicoleros” siguen realizando excavaciones con el fin de seguir robando el combustible por lo cual, el ejército no terminará con su tarea de erradicar todas sus actividades.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here