Compartir

Anthony Borges, de 15 años de edad, ha sido dado de alta del Centro Médico Broward Health de Fort Lauderdale, luego de que fue el último herido en el letal tiroteo de Parkland (Florida).

A su vez, el joven aficionado del Barça protagonizó una historia de película durante los lamentables incidentes ocurridos en el instituto Marjory Stoneman Douglas, además Borges fue el puverviviente del tiroteo que sufrió fuertes heridas, recibiendo cinco impactos de bala. Una se acercó peligrosamente a su hígado y otras tres le dieron en las piernas. En una de las nueve operaciones a las que fue sometido se le tuvo que extraer una tercera parte de un pulmón. A pesar de todo, los médicos esperan una total recuperación en los próximos meses.

En 2016, este joven héroe, al que sus amigos llaman “el verdadero Iron Man”, ingresó en la Barça Academy de Fort Lauderdale, una de las seis escuelas azulgranas en Estados Unidos. Es por eso que el propio club azulgrana le ha mandado una camiseta firmada por los cracks del primer equipo, sólo una parte de un regalo especial para Borges.

Durante el tiroteo, aguantó una puerta con su propio cuerpo para salvar a 17 compañeros de las balas de Nikolas Cruz, exalumno del centro.

Para poder solventar los costos del tratamiento médico, el padre de Anthony ha comenzado una campaña para recaudar fondos, por lo que el Barça quiere colaborar para que la gente llegue a su máximo posible.

 

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here