Compartir

El presidente del Comité de Defensa de Diputados de Rusia, Vladimir Shamanov, explicó que los buques de la armada rusa abandonaron el puerto sirio de Tartus por motivos de seguridad ante la posibilidad de que se produzca un inminente ataque estadounidense contra Siria, y que dicha práctica se llevó a cabo para garantizar la supervivencia de las naves en caso de que esto suceda.

“En caso de amenaza de ataque, los buques atracados uno junto al otro en el puerto salen a una zona libre de maniobra para evitar que con un cohete sea destruido más de un barco”, aseguró en entrevista Shamanov. Además subrayó que esa es una práctica habitual, y que su objetivo es evitar quedar en medio si en cualquier momento Estados Unidos decide comenzar un ataque con misiles en contra de Siria.

Por su parte, el presidente ruso Vladimir Putin, tachó de “inadmisibles” las acusaciones de que el régimen de Bashar al Asad, presidente sirio, esté detrás de un supuesto ataque químico contra la población civil en la ciudad de Duma. Además apeló ayer al “sentido común” en torno a las relaciones internacionales.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here