Compartir

El día de ayer, una mujer de 46 años de edad fue condenada por un tribunal alemán a nueve años y medio de prisión por haber matado a dos de sus recién nacidos, a los que mantuvo en el congelador durante 10 y 14 años.

A su vez, la acusada, a la que los medios identifican como Steffi S., había reconocido los hechos, e invocó un estado de agotamiento.

Por medio de una portavoz de la jurisdicción, fue condenada por el tribunal de Halle por homicidios voluntarios de sus dos hijos, que nacieron vivos en 2004 y 2008, indicó una portavoz de la jurisdicción.

Por otra parte, los cuerpos de los bebés fueron descubiertos en enero en el apartamento de la mujer en Benndorf, una localidad de 2 mil habitantes en el este de Alemania, además su pareja en ese momento fue quien dio la señal de alerta.

Según el diario Mitteldeutschland Zeitung informó que la acusada dio a luz en 2004 a una niña en la bañera, a la que metió en una bolsa de plástico y puso cuando aún seguía viva, en su congelador.

Cuatro años más tarde actuó de la misma manera tras dar a luz a un niño, por lo que años después los cuerpos permanecieron en su congelador hasta su hallazgo.

Finalmente, la Fiscalía requirió una pena de diez años contra la acusada, quien tiene otros dos hijos. La defensa había solicitado seis años de cárcel.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here