Compartir

En los últimos doce meses la cantidad de software espía (spyware) ocupado en México ha aumentado, lo que convierte al país en el segundo país de América Latina más afectada por este tipo de amenazas silenciosas.

Si bien uno de los spywares más conocidos es Pegasus, existen otros tipos de software espía y más sofisticados que están amenazando a la región, convirtiéndola en uno de los países más vulnerados con la utilización de este tipo de herramientas.

De septiembre de 2018 al mismo periodo de 2019, la distribución de este tipo de spyware condujo a un 27% en Brasil, México con 21% y Perú con 14%, siendo los tres países más afectados por este tipo de software espía.

El spyware es una variedad de malware sigiloso utilizado por un atacante para monitorear la computadora de una víctima sin su consentimiento. En este sentido, este tipo de amenaza está diseñada principalmente para la obtención remota de contraseñas y otra información sensible proveniente de los equipos de sus víctimas, y puede clasificarse en cuatro tipos diferentes: adware, monitores de sistema, cookies de rastreo y troyanos.

La gran mayoría de este tipo de amenazas informáticas son sigilosas y tratan de permanecer escondidas en el sistema mientras roban información, minan criptomonedas, utilizan los recursos del usuario o simplemente esperan comandos del C&C del atacante.

Si bien muchas de estas detecciones son de familias de spyware genéricas o que vemos propagarse por todo el mundo, otras se tratan de códigos maliciosos apuntados directamente a países de Latinoamérica.

Hace unos días el presidente Andrés Manuel López Obrador negó que su gobierno esté utilizando algún sistema de espionaje como el software Pegasus, esto después que fuera cuestionado sobre un ataque de piratas informáticos que usó WhatsApp para violar la seguridad de al menos 1,400 usuarios en unos 20 países, incluyendo México.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here