Compartir

Marcos Rodríguez Pantoja fue capturado por la Guardia Civil Española, cuando lo capturaron tenía 19 años. Había pasado los últimos 12 en Sierra Morena, España, conviviendo con lobeznos, pájaros, culebras, murciélagos y una loba que asegura que le enseñó a sobrevivir por más de 10 años.

Actualmente, a sus 71 años, vive en la ciudad de Orense, Galicia, y no la ha pasado nada bien, ya que se siente rechazado por la sociedad.

Sus años fuera de la vida salvaje han trascurrido de manera tormentosa, entre maltratos, abusos, explotación y soledad, comentado que “El hombre lo ha echado todo a perder”.

Por otro lado, cuando él tenía unos seis o siete años, su padre lo vendió a un granjero, llevándolo a las montañas de Sierra Morena para relevar a un viejo pastor, quien lo enseñó a usar fuego y a fabricar utensilios, pero poco después falleció.

Con pocas alternativas, se convirtió en hijo adoptivo del salvajismo. Hoy es reconocido como uno de los pocos casos documentados de niños criados entre animales.

El antropólogo, Gabriel Janer Manila, escritor y antropólogo, escribió sus tesis sobre la historia de Marcos.

Pantoja, a través de varias entrevistas se expresa como “La sociedad es una droga, por una cosa u otra te va atrapando”.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here