Compartir

La Premio Nobel de la Paz Malala Yousafzai, abandonó Pakistán tras una emotiva visita de cuatro días de duración en el primer viaje a su país desde que en 2012, un talibán le disparó en la cabeza por su defensa de la educación femenina.

La joven salió de Pakistán a primera hora de la mañana en un vuelo regular en el aeropuerto Benazir Bhutto de la capital paquistaní, indicó a Efe una fuente de seguridad del aeródromo que pidió mantener el anonimato.

Por un lado, Malala llegó por la madrugada a Pakistán el pasado jueves, acompañada por su familia y fue recibida por el Gobierno paquistaní. El primer ministro, Shahid Khaqan, se reunió con ella, por lo que la activista externó que no pudo reprimir las lágrimas, regresar a su país ha sido un “sueño”.

Días después, viajó entre fuertes medidas de seguridad a su ciudad natal, donde visitó su casa y se reunió con estudiantes en un instituto militar.

Actualmente se encuentra en Reino Unido, donde estudia en la Universidad de Oxford. En 2004, Malala se convirtió a sus 17 años en la Premio Nobel de la Paz más joven de la historia, además la activista junto con su padre, Ziauddin, crearon el Fondo Malala, una fundación encargada de concienciar acerca del impacto económico y social acerca de la educación de las niñas.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here