Compartir

Expertos de la Facultad de Psicología (FP) de la UNAM desarrollaron un portal interactivo “¡1,2,3 por mí!”, con el propósito de mejorar los hábitos de alimentación no sólo de los pequeños, sino de sus padres y maestros.

Asimismo, la FP hace seis meses implementó una estrategia llamada fitbit que consistió en poner a un grupo de niños un dispositivo similar a un reloj que registra los hábitos de actividad física y de alimentación; en ese periodo mejoraron los hábitos, además de la reducción en el consumo calórico.

Georgina Cárdenas López, investigadora del Laboratorio de Enseñanza y Ciberpsicología, explicó en conferencia de medios que “¡1,2,3 por mí!” aprovecha las tecnologías inteligentes, de uso común en esta época, para generar conciencia entre los padres que son los responsables de lo que ingieren sus hijos.

Para el diseño de los contenidos se retomaron estadísticas sobre la incidencia de sobrepeso a nivel nacional y mundial. De acuerdo con la Encuesta Nacional de Salud y Nutrición (ENSANUT) 2016, en México tres de cada 10 niños entre cinco y 11 años padecen sobrepeso u obesidad.

Actualmente, se han implementado políticas como la colocación de bebederos, la limitación de alimentos industrializados en la escuelas, impuesto a los refrescos, son estrategias aisladas que se evalúan para que realmente exista un impacto.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here