Compartir

La Oficina de Derechos Humanos de la ONU reafirmó hoy la validez de “la metodología y los hallazgos” del informe que hizo sobre el caso Ayotzinapa, tras las críticas hechas públicas el lunes por el Gobierno mexicano.

La secretaría de Relaciones Exteriores y de Gobernación, así como la Fiscalía General, dijeron que al publicar su informe la ONU “se desatendió” del llamamiento que le había hecho el Gobierno mexicano.

Asimismo, las autoridades mexicanas han respondido que tras aplicar el Protocolo de Estambul, que permite comprobar la existencia de tortura, “los resultados no sustentaron fehacientemente la comisión de tales actos”. Agregaron que los hechos están aún bajo investigación judicial, por lo que las conclusiones del informe de la ONU “son prematuras”.

La ONU aseguró que seguirá de cerca las investigaciones, ya que actualmente no se ha señalado a ningún responsable, de las graves violaciones de los derechos humanos.

De acuerdo con la versión oficial del Gobierno mexicano, en la noche del 26 de septiembre de 2014 policías corruptos arrestaron en Iguala, en el sureño estado de Guerrero, a los 43 estudiantes y los entregaron a miembros del cártel Guerreros Unidos, que los asesinaron e incineraron sus restos en un vertedero de basura.

 

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here