Compartir
(FILES) This filephoto dated on October 8, 2012 shows staff and visitors walk pass the lobby at the telecommunications equipment firm Huawei Technologies in Wuhan, central China's Hubei province. US security fears over two China telecom firms have spotlighted Western suspicions Chinese companies are state-influenced, a culture clash analysts say could loom larger as the country's businesses look overseas. CHINA OUT AFP PHOTO (Photo credit should read STR/AFP/Getty Images)

Después de que la empresa Huawei ha recibido varias acusaciones por supuestas motivaciones seguridad nacional por parte de estados Unidos, varias empresas como Google, Panasonic, Qualcomm, Broadcom, Vodafone entre otras le han dado la espalda a la marca de smartphones.

Estados Unidos ha etiquetado a la marca como “peligrosa”, bajo la acusación de ser potencialmente usada por el gobierno chino para hacer espionaje en territorio norteamericano.

El mismo presidente Donald Trump ha declarado “Huawei es muy peligroso”, a lo que se le ha sumado el senador Tom Cotton, quien afirma que la empresa es un brazo del Partido Comunista Chino.

No obstante, después de toda esta levantadora de humo, el mismo presidente Trump muestra indicios de querer lucrar con la situación para poder someter y ganar la guerra comercial contra China. Afirmando que que es posible continuar trabajando con la empresa si se alcanza un acuerdo comercial con Beijing.

“Puedo imaginar la posibilidad de que Huawei se incluya de alguna forma como parte de un acuerdo, comentó.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here