Compartir

La Junta Federal de Conciliación y Arbitraje (JFCA) resolvió por segunda ocasión, a favor de las demandas presentadas en 2006; mismas que obligan a Napoleón Gómez Urrutia y al sindicato de mineros a regresar 54 millones de dólares (mdd) y repartirlo entre sus agremiados.

De acuerdo con información del periódico Reforma, este dinero fue depositado por la empresa Grupo México en un fideicomiso en beneficio de los afectados, y nunca les fue entregado, por lo que ahora se ha dictado que deberán devolverlo.

El fallo deberá abrir un incidente de liquidación para conocer a los afiliados de la sección 65 del sindicato que en 1990 laboraban para Cananea y así lograr una repartición equitativa.

Recordemos que en 2005, la organización sindical tomó el control del dinero, por lo que Gómez fue acusado penalmente, por lo que se exilió en 2006 en Vancouver, Canadá y fue absuelto. Aunque la decisión de da a sólo 52 días de la elección y con la candidatura de Urrutia al Senado en litigio.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here