Compartir

El gobierno de Estados Unidos, a través de su Corporación de Inversiones Privadas en el Extranjero (OPIC, por sus siglas en inglés), expresó su interés para financiar proyectos de infraestructura energética en el país en los estados del sur de México.

El objetivo de la administración de Donald Trump es apoyar la construcción de un ducto de gas natural que alcanzaría una inversión de 632 millones de dólares.

El canciller Marcelo Ebrard e integrantes de la OPIC firmaron este viernes una carta de intención para invertir en la construcción de un ducto de gas natural, detalló Adam S. Boehler, director ejecutivo de OPIC, durante una conferencia conjunta en la Secretaría de Relaciones Exteriores (SRE).

Esta inversión se suscribe en el marco de la cooperación entre ambos gobiernos para impulsar el desarrollo económico del sur de México y Centroamérica que se firmó en diciembre de 2018.

Durante el breve mensaje, Ebrard afirmó que los lazos entre México y Estados Unidos se suscriben en el marco de una relación de confianza.

Durante la conferencia de prensa no se permitió formular preguntas a los reporteros, quienes esperaban cuestionar a las autoridades estadounidenses respecto a la confianza en materia de inversión en un marco de crisis de inseguridad en el país.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here