Compartir

La tarde del pasado lunes, la Fiscalía General de Estado de Jalisco ofreció una conferencia de prensa para informar sobre los avances de la investigación por la desaparición de los tres estudiantes de cine en Tonalá: Jesús Daniel García, Marco Francisco García Ávalo, de 20 años y Javier Salomón Aceves, de 25; quienes eran estudiantes de la Universidad de Medios Audiovisuales y de quienes no sabía nada desde el pasado 19 de marzo.

La Fiscalía del estado, por medio de la reconstrucción de los hechos, aseguró que los estudiantes estuvieron en tres casas distintas: La primera donde realizaban sus grabaciones escolares, que era una casa de seguridad utilizada por un grupo antagónico de la delincuencia organizada, y a la que tenían acceso gracias a la tía de uno de ellos. La segunda, donde fueron interrogados y torturados y presuntamente asesinados; y la tercera, donde disolvieron sus cadáveres en ácido.

De acuerdo con la información oficial, uno de los vehículos en los que viajaban luego de filmar un cortometraje, se averió; minutos después hombres armados se identificaron como agentes de la Fiscalía estatal y se los llevaron en camionetas, desde ahí nada se supo sobre su paradero hasta ahora.

Dicha información se deriva de las investigaciones en el lugar, donde se encontraron restos biológicos que fueron analizados y coincidieron con los perfiles genéticos de Jesús Daniel y Marco Francisco. La investigaciones aún no concluyen, por lo que se sigue trabajando para encontrar el perfil de Javier Salomón.

Hasta el momento hay dos personas detenidas y relacionadas con este crimen, una de ellas ya fue trasladada al reclusorio, y se espera que en las próximas horas se obtenga más información al respecto. El gobernador de Jalisco, Aristóteles Sandoval, aseguró que no renunciará al caso y seguirá de cerca las investigaciones.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here