Compartir

El presidente Andrés Manuel López Obrador reconoció que tuvo diferencias con Carlos Urzúa, quien ayer renunció a su cargo de secretario de Hacienda.

El exfuncionario también tuvo diferencias con Alfonso Romo, jefe de la Oficina de Presidencia, señaló el mandatario en su conferencia de prensa matutina.

Detalló que las diferencias estuvieron, entre otras cosas, en la elaboración del Plan Nacional de Desarrollo. 

En ese sentido, narró que cuando Urzúa le presentó una propuesta que no aceptó por tener una visión neoliberal, lo cual es un proyecto distinto y contrapuesto al que persigue.

De igual manera, López Obrador indicó que las diferencias entre el ex secretario de Hacienda y Alfonso Romo estuvieron en la dirección de la banca de desarrollo, la cual encargó el presidente a su jefe de Oficina.

Por otro lado, el mandatario federal descartó que haya algún conflicto de interés con los funcionarios de Hacienda, como acusó Urzúa, y descartó iniciar alguna investigación sobre corrupción pues dijo no ver pruebas.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here