Compartir

El volcán Kilauea, en Hawái, después de emitir lava durante una semana, obligar la evacuación de unas 2 mil personas, destruir una veintena de viviendas y amenazar una planta geotérmica, amenaza nuevamente con tener otra erupción en los próximos días.

De acuerdo con los expertos temen que el volcán en la Isla Grande podría lazar cenizas y piedras del tamaño de refrigeradores a miles de metros de altura, pero los científicos dicen que no habrá víctimas fatales si la gente no entra a las zonas vedadas de un parque nacional en torno del volcán.

La amenaza obliga a la cancelación de vuelos en uno de los dos aeropuertos principales de las islas. El parque de los volcanes quedó cerrado por tiempo indeterminado a partir del jueves. Además, Charles Mandeville, coordinador de peligros volcánicos del Servicio Geológico externó que: “Uno no quiere estar debajo de algo que pesa 10 toneladas cuando sale disparado a 93 kilómetros por hora”

En efecto, en caso de producir la erupción, también habría una emisión de vapor y dióxido sulfúrico.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here