Compartir

Unos estudios de animación de Japón vivieron hoy una tragedia por el incendio que provocó un sujeto que llegó al lugar con la intención clara de desatar un fuego que se extendió rápidamente y causó al menos 33 muertos y decenas de heridos.

Los estudios, Kyoto Animation, se encuentran en la ciudad de Kioto, en un edificio de tres plantas que fue consumido rápidamente por las llamas que inició el sospechoso, que está detenido, con un líquido inflamable, posiblemente gasolina.

La policía arrestó a un hombre de 41 años que había gritado “mueran” mientras vertía lo que parecía ser gasolina en el edificio de Kyoto Animation, poco después de las 10:00 hora local (20:00 horas del miércoles en la Ciudad de México), informó la emisora pública NHK.

El ataque fue la peor masacre en Japón desde un presunto ataque incendiario en un edificio de Tokio en 2001.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here